MADRID
Actualizado:

Guardar

«Si estás triste, ponte más pintalabios y ataca». Este año la máxima de Coco Chanel no encontró cabida en una sociedad presidida por el miedo y la mascarilla. Más de nueve meses después nos hemos acostumbrado a ver el rostro de quien nos rodea a la mitad. La pandemia modificó prácticamente todo tal y como lo conocíamos. Todos los sectores de negocio se vieron afectados, incluido por supuesto el mundo de la belleza. El uso obligatorio de la mascarilla se convirtió para muchos en la excusa perfecta para renunciar al maquillaje. El pintalabios, el artículo más preciado en épocas de recesión, quedó destronado. ¿Cómo ha afectado el coronavirus exactamente a este sector?

La máscara de pestañas se ha convertido en el producto estrella
La máscara de pestañas se ha convertido en el producto estrella – ABC

«Por supuesto que se ha notado en las ventas y en los hábitos. El foco ahora está claramente en los ojos. Y la mayor parte de nuestras clientas demandan productos relacionados con este segmento. Máscaras de pestañas, sombras, lápices de ojos y delineadores, pero es importante no olvidarse de los labios y la piel ya que están sufriendo mucho con la mascarilla y es importante cuidarlos», declara a ABC Blanca Gallego Fernández, responsable de marketing y comunicación de la firma Kiko Milano. Está claro que la mirada ganó enteros en esta nueva era. «La máscara de pestañas es la estrella. Nunca es suficiente cuanta más mejor».

La mayoría de las mujeres experimentan en su día a día cómo tras tan solo unos minutos sus mascarillas se manchan de cosméticos. «Se puede compaginar utilizando productos que no transfieren. También es importante trabajar muy bien la piel con productos de skincare. Esto te asegura estar perfecta todo el día», añade Gallego.

Otra de las temidas huella de la mascarilla en la piel resultó ser el «maskné», los granitos que aparecen producto de rozaduras y sudor. «La clave es ser muy riguroso con el proceso de desmaquillado y limpieza. La limpieza es vital para que la piel luzca radiante y luminosa, pero ahora con el uso de mascarilla este proceso cobra más importancia que nunca. Un limpiador suave pero eficaz como Pure Clean Foam es una apuesta segura y si tienes la piel sensible contamos con una línea sostenible maravillosa: Green Me».

A pesar de los tiempos que corren, la firma italiana no ha renunciado a lanzar su colección especial de Navidad, «Tan preciosa como tú», una línea de joyas festivas que aportan un toque contemporáneo a la belleza clásica.

Respecto a la similud entre la mujer española y la italiana en términos de belleza destaca: «Pienso que hay mucha simpatía y similitudes entre ambas. Pero hay algo que nos separa desde mi punto de vista y es el sentido de la estética de los italianos. Ellos lo llevan en el ADN y lo reflejan en todos los aspectos de su vida cotidiana. Y también en el maquillaje. Las italianas no tienen miedo a innovar y en España la tendencia es un maquillaje más natural o tradicional».

Ver los
comentarios

Source link