En el mundo de la moda deportiva, en el que todo transcurre a un ritmo vertiginoso, vemos como los modelos van y vienen, las formas cambian y lo que estaba de moda un día pasa a no estarlo al siguiente. Pero también existe otra manera de hacer las cosas, buscando diseños que persisten en el tiempo, desafiando a las tendencias y creando iconos perdurables. Desde la década de 1930, cuando New Balance lanzó su primera zapatilla de running, su filosofía ha residido en crear modelos que resistan el paso de las épocas, tanto por sus materiales como por su estética.

Elementos clásicos, nuevos materiales. Así es la nueva Fresh Foam 920.


Elementos clásicos, nuevos materiales. Así es la nueva Fresh Foam 920.

Una vez que las sneakers saltaron de la práctica del deporte a convertirse en la pieza clave de la moda, su silueta reconocible al instante y su clásica N a ambos lados de cada zapatilla se ha instaurado como un sello de calidad que pasa de generación en generación. Los materiales cambian, adaptándose a los avances de la técnica, pero la esencia, y el espíritu, permanece. Ese elemento diferencial de New Balance, que le hace salirse de la norma y no seguir los pasos de otros, es parte de una personalidad que atrae a aquellos que buscan su propio camino, y que hace que cada una de sus nuevas líneas y modelos sea recibida con expectación por los amantes de las sneakers.

Proceso de fabricación en la fábrica de Flimby, Reino Unido.


Proceso de fabricación en la fábrica de Flimby, Reino Unido.

La nueva silueta de su modelo 920 sigue esa filosofía de renovar a partir de la tradición, sin traicionar nunca la herencia de New Balance. Inspirada en otras dos series clásicas de la marca, las 900 y 1000, la nueva edición de Fresh Foam 920 combina durabilidad, gracias a materiales de alta calidad, una malla ligera y un revestimiento sólido, con las líneas que han hecho reconocible a la marca durante décadas, como su icónico logotipo, esta vez presentado en material reflectante.

Recogiendo esa rica tradición de la marca, las 920 son parte de la colección Made in UK de New Balance, con la que se refleja su compromiso con la fabricación local. El sello “Made in England” y la lengüeta con la bandera de la Union Jack son, además de un signo apreciado por los fans de las sneakers de todo el mundo, el indicativo de que han sido confeccionadas enteramente en Flimby, un pequeño pueblo de la región de Cumbria en el que se fabrica la 920, lo que le convierte en la única gran firma deportiva que genera toda una línea deportiva en Europa. Historia e innovación para vestir tus pies.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Source link