Madrid
Actualizado:

Guardar

Todavía quedan como mínimo un par de semanas de confinamiento, y a estas alturas las uñas permanentes pre cuarentena ya no están perfectas y brillantes, sino todo lo contrario. El crecimiento es muy visible e incluso el esmalte ha comenzado a astillarse. Si no has sucumbido a la tentación de arrancarte las uñas, resiste. Las expertas del NAILS SPA del salón Noelia Jiménez, muestra cómo quitar el esmalte permanente en casa sin dañar la uña natural.

Hay que recordar que el esmalte permanente se asegura a la uña debido a una reacción química que lo une a la misma, por ello, hay que proteger la base de la uña. Se debe realizar cada paso con delicadeza y paciencia.

Materiales

Los materiales que se necesitan son: Acetona pura, papel de aluminio, lima dura, vaselina y crema hidratante. Todos ellos se pueden adquirir facilmente en cualquier supermercado o farmacia.

Pasos

El primer paso es conseguir que el esmalte se vuelva poroso para que tenga la capacidad de absorber. Lo que se tiene que hacer es frotar la uña suavemente con la lima dura, hasta eliminar por completo el brillo del esmalte. Se debe tener cuidado de no limar excesivamente, pues se puede terminar desgastando la uña natural.

Una vez que conseguimos que el esmalte sea más poroso, se procede a proteger las cutículas y la piel alrededor de la uña. Se va a utilizar la vaselina para crear una capa protectora, para así evitar que la acetona que se usara en el siguiente paso entre en contacto con las cutículas y la piel y genere daños.

Debido a que el esmalte permanente es más fuerte, se necesita acetona pura para este proceso. Ya que se han protegido las cutículas y la piel, se deben colocar trozos de algodón empapados en acetona sobre las uñas, intentando evitar que el algodón este en contacto con la piel. Se va a utilizar el papel aluminio para mantener los algodones en sitio durante 15 minutos.

El siguiente paso es la eliminación del esmalte. Pasado el tiempo establecido, se retiran el papel aluminio y los algodones. La mayoría del esmalte se habrá despegado por si mismo, para quitar el resto de residuos se puede frotar suavemente la uña con un algodón empapado en acetona.

El último paso es hidratar las uñas adecuadamente. El proceso para retirar la manicura permanente deja las uñas sensibles, ya que la acetona es agresiva con la piel y las uñas. Usar aceite nutritivo para las uñas y crema hidratante para las cutículas y manos ayudará a su recuperación.

Source link