Actualizado:

Guardar

El Dr. Blas García, galardonado con el «Premio Médico del Año 2019» al Mejor Cirujano en Rinoplastia en España y con el «European Medical Awards» al Mejor Cirujano en Rinoplastia en Europa, es pionero en la técnica de Rinoplastia Ultrasónica, método innovador y mínimamente invasivo a la vanguardia de la cirugía estética nasal. Mediante un terminal que emite ultrasonidos, el Dr. Blas García remodela y perfila la estructura ósea nasal con extrema precisión, evitando cualquier tipo de sección en los tejidos blandos adyacentes. Una intervención ambulatoria que realiza bajo anestesia local y sin necesidad de ingreso hospitalario, con la que obtiene unos resultados óptimos: una nariz natural y en armonía con el rostro. Su amplia experiencia y know how, junto a su particular criterio médico-estético y el exquisito trato que dispensa a sus pacientes, le han convertido en el médico más demandado en este tipo de cirugía. Actualmente realiza sus intervenciones en exclusiva en Tenerife, en las Islas Canarias.

Como pionero en la técnica de rinoplastia ultrasónica ¿Cuáles son los principios que determinan su particular criterio médico estético que le han convertido en un referente mundial en esta especialidad?

La estética tiene un alto componente artístico que es innato del cirujano. Al igual que en las distintas ramas del arte, además del componente técnico, el cirujano debe tener un gusto artístico especial. Un cirujano puede ser técnicamente brillante, pero si carece de dicho componente artístico sus resultados nunca serán excelentes.

¿Por qué la rinoplastia ultrasónica es considerada actualmente la técnica más ventajosa en la cirugía estética nasal?

Gracias a la tecnología de esta novedosa técnica, se consigue moldear con mayor precisión el hueso de la nariz y corregir diferentes defectos óseos nasales con una precisión mucho mayor. Se logra, además, un menor traumatismo y daño de los tejidos, minimizando los efectos adversos de la operación y reduciendo drásticamente el tiempo de recuperación, que hasta ahora era uno de los principales miedos de los pacientes e inconvenientes de este tipo de intervenciones cuando se realizan mediante las técnicas de rinoplastia clásicas.

La rinoplastia es una de las intervenciones más habituales en cirugía estética, ¿para qué tipo de pacientes está indicada?

Está indicada en todos aquellos pacientes que desean mejorar el aspecto estético de la nariz, ya sean pacientes que presentan giba o caballete nasal (la típica nariz de loro), puntas nasales poco definidas, caídas o gruesas, dorsos nasales anchos, desviaciones nasales, irregularidades o asimetrías de la nariz, etc. También para aquellos pacientes que además del aspecto estético, desean mejorar el aspecto funcional y la respiración nasal.

¿Cuáles son las inquietudes habituales de los pacientes cuando llegan por primera vez a su consulta?

La mayoría de los pacientes tienen dos inquietudes principales: la primera es la incertidumbre ante el resultado final que van a obtener tras la cirugía, y la segunda, si los resultados van a ser naturales y el tiempo en que podrán incorporarse a sus actividades cotidianas sin que su nariz llame la atención en su entorno social, laboral, etc.

¿Cuál es su respuesta?

Mis pacientes siempre ven muchísimos casos intervenidos por mí antes de su cirugía, comprobando en primera persona la gran naturalidad de los resultados, por lo que llegan a la intervención muy tranquilos. Además, una de las grandes ventajas de esta técnica es que la incorporación a las actividades de la vida cotidiana es muy rápida, y los resultados que obtenemos son muy naturales, con una precisión de relojero.

¿En qué consiste el procedimiento de rinoplastia ultrasónica en la cirugía de nariz?

En la rinoplastia ultrasónica utilizamos un terminal que emite ultrasonidos a una determinada frecuencia específica para los huesos nasales, en vez de los «escoplos y martillo» utilizados en las técnicas tradicionales para romper la nariz, de manera que no se daña ninguna otra estructura nasal, como la mucosa, los músculos de nariz o los vasos sanguíneos. Los hematomas debajo de los ojos desaparecen, la inflamación es mucho menor que con las técnicas convencionales, el sangrado es prácticamente nulo, la precisión de los cortes sobre los huesos nasales es mucho mayor y sobre todo, permite realizar la cirugía de rinoplastia de forma ambulatoria, bajo anestesia local y sin necesidad de ingreso hospitalario.

Si nos centramos en la intervención ¿Cuáles son los aspectos más importantes en el postoperatorio?

El postoperatorio es totalmente indoloro. De hecho, no mando ningún tipo de analgésico tras la cirugía. El paciente puede incorporarse rápidamente a sus actividades cotidianas. Desde el día siguiente a la intervención, puede salir, pasear, conducir, etc. Solo tiene limitadas las actividades deportivas durante las 3 primeras semanas. El resto de actividades habituales no se ven alteradas por la cirugía, por lo que es realmente cómodo para el paciente. Además, nunca coloco taponamiento nasal, por lo que el paciente, aunque con leve congestión inicial, puede respirar por la nariz.

¿Qué función tiene la férula nasal que colocan al paciente tras la intervención y cuánto tiempo debe llevarla?

La férula tiene la finalidad de mantener las estructuras nasales en la posición exacta donde las posicionamos durante la cirugía mientras estas cicatrizan y se fijan en los primeros días. Tiene también la finalidad de contener la inflamación y de esta forma, reducir la hinchazón. Esta férula nasal es de un material termo-fungible que sustituye a las anticuadas escayolas. La retiramos a los 7 días tras la cirugía.

¿Cuáles son los beneficios emocionales de esta intervención?

Los beneficios emocionales son enormes, tanto para el paciente como para el cirujano. Muchos pacientes sufren un gran complejo debido al aspecto de su nariz que les impide desarrollarse profesionalmente y dificulta sus relaciones personales a nivel social. A muchos de ellos les sigo en las redes sociales y es muy satisfactorio ver cómo han cambiado sus vidas tras la operación, mostrándose mucho más seguros de sí mismos. Como cirujano, es muy emocionante poder contribuir a que un paciente se sienta mejor, se vea mejor y se integre, por tanto, mejor en su entorno, superando aquellos obstáculos que le impiden, en ocasiones, sentirse seguro y feliz.

¿Qué ha significado para usted haber sido premiado como el «Mejor Cirujano en Rinoplastia» en España y Europa?

Estos galardones representan un reconocimiento muy importante al trabajo que he estado realizando durante estos últimos años en el campo de la cirugía plástica facial en España, y especialmente, en el área de la rinoplastia, en la que estoy considerado, actualmente, un referente internacional en esta cirugía. Sin duda, suponen un gran aliciente para continuar innovando y trabajando por mis pacientes, aportando el mayor nivel de excelencia.

¿En qué centros hospitalarios pasa consulta?

Actualmente, ante el gran volumen de personas que atiendo, opero y paso consulta solo en la Clínica Tara, en Tenerife, ya que me permite atender a muchos más pacientes.

El Dr. Blas García, Licenciado en Medicina por la Universidad de Córdoba, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, es Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Facial 2016-2020 (SECPF), miembro de las más prestigiosas sociedades científicas: European Academy of Facial Plastic Surgery (EAFPS), Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM), Asociación Andaluza de Cirugía Oral y Maxilofacial (AACOMF) y de la AO Foundation (AOCMF).

Source link